Lambert se acomoda a los nuevos escenarios