La fábrica de acoplados y carrocerías de Concepción del Uruguay sostiene el personal de la planta y busca las opciones para competir en un mercado deprimido.